ESCALAFÓN





Cartel del Ejército popular. Texto: Todas las milicias fundidas en el Ejército Popular

El ejército republicano tuvo necesidad de reorganizarse en varias ocasiones, la última de ellas causada por quedar su territorio dividido en dos tras la llegada en abril de 1938 de las tropas franquistas a Vinaroz. Tanto las unidades militares como su estructura y organización sufrieron una profunda reorganización a mediados de 1938, de ahí este escalafón.

Para ampliar información es interesante este artículo de la Wikipedia

Estructura del Ejército Popular de la República en julio de 1938

INFANTERÍA

Escalafón de Oficiales en Campaña - Infantería a 1 de julio de 1938 (3749 registros)

Escalafón de Mayores - Infantería a 1 de mayo de 1938 (349 registros)

Escalafón de Capitanes Profesionales - Infantería a 1 de julio de 1938 (1774 registros)

Escalafón de Tenientes Profesionales - Infantería a 1 de julio de 1938 (2272 reg.)

Escalafón de Oficiales de Complemento - Infantería a 20 de agosto de 1938 (401 reg.)

INGENIEROS

Escalafón de Oficiales en Campaña - Ingenieros a 19 de julio de 1938 (953 registros)

Escalafón de Jefes y Oficiales Profesionales - Ingenieros a 19 de julio de 1938 (1058 reg.)

Escalafón del Personal Civil Asimilado - Ingenieros a 19 de julio de 1938 (708 reg.)

Escalafón del Cuerpo Auxiliar - Ingenieros a 19 de julio de 1938 (102 registros)

Escalafón de Oficiales de Complemento - Ingenieros a 19 de julio de 1938 (197 reg.)

Escalafón de Personal Retirado y Movilizado - Ingenieros a 19 de Julio de 1938 (32 reg.)

ARTILLERÍA

Escalafón de Oficiales en Campaña - Artillería a 25 de julio de 1938 (926 registros)

Escalafón General de Profesionales - Artillería 25 de julio de 1938 (1383 registros)

Escalafón del Cuerpo Auxiliar - Artillería a 25 de julio de 1938 (104 registros)

Escalafón de Oficiales de Complemento - Artillería a 25 de julio de 1938 (354 reg.)

CABALLERÍA

Escalafón de Oficiales en Campaña - Caballería a 30 de junio de 1938 (228 registros)

Escalafón de Oficiales de Complemento - Caballería a 25 de julio de 1938 (57 Registros)

Escalafón de Jefes y Oficiales Profesionales - Caballería a 25 de julio de 1938 (528 reg.)

ESTADO MAYOR

Escalafón de Jefes y Oficiales y Personal de las Distintas Armas Pertenecientes a los Cuadros del Servicio de Estado Mayor y Afectos en Campaña a 21 de junio de 1938 (228 registros)


¿Qué es un escalafón?

El escalafón consiste en la lista de rangos en que se agrupan las personas integradas en una institución. Dichos rangos pueden definir funciones jerárquicas, administrativas, operativas, o ser tan solo un elemento honorario. Cada rango o cargo dentro de un escalafón puede ir acompañado de títulos, símbolos y distinciones, que dependerán siempre de la organización que lo defina.

Si el escalafón es militar consiste en la lista y orden de los rangos en que se agrupa el personal de unas fuerzas armadas, definiendo las relaciones de mando y las funciones a ejercer por parte de dicho personal.

Las fuerzas armadas regulares, así como las instituciones gubernamentales o ciudadanas que se rigen por la disciplina castrense, ordinariamente siguen un escalafón con el que se recompensan los méritos a sus miembros, además de asignarles responsabilidades superiores. Fuente: Wikipedia

Escala de Milicias, mandos del EPR, fechas clave en las disposiciones de ascensos...

Para poder interpretar la información que nos ofrece la posición en el escalafón o la fecha del ascenso debemos conocer como se definen las funciones jerárquicas de este escalafón en concreto y para ello voy a utilizar las respuestas que me ha dado un gran conocedor en la materia, Marcial Ramos López, a quien, a lo largo de los años, he realizado infinidad de consultas que ha tenido a bien responder y hacerlo además, como podréis comprobar, sin escatimar esfuerzos.

Escala de Milicias

El término "Escala", en principio, no tenía otra connotación que identificar el origen común de un determinado grupo de militares. Los profesionales el pertenecer al Ejército Profesional de pre-guerra; los de Complemento el haber realizado el Servicio Militar como cuadro de mando (entre otros), los "En Campaña" el haber pasado por las EPG (posteriormente se añadieron a esta escala los de origen miliciano confirmados de manera oficial); los "Provisionales", el ser profesionales de Medicina o Ingeniería nombrados oficiales de manera provisional; los de Milicias haber sido nombrados o confirmados por la Comandancia de Milicias. Todos militares, todos con los mismos empleos, pero con diferentes formas de ser nombrados.

En este sentido sí había escala de Milicias, formada por aquellos que tuvieron nombramiento otorgado por la Comandancia de Milicias pero sin escalafón, sin escalillas ni ningún tipo de ordenación indexada que se sepa, en definitiva, sin ningún listado exhaustivo que les enumere.

Si un oficial, aun siendo profesional, opta por el empleo superior conseguido en milicias, pierde su condición de profesional al "quedarse" como miliciano y posteriormente es integrado en la escala de "En campaña" al serle confirmado el empleo (mediante orden circular publicada en el Diario Oficial del Ministerio de Defensa Nacional), como el resto de oficiales milicianos que vieron sus empleos sancionados por publicación oficial.

La disposición que pasa a los oficiales "de Milicias" a "en Campaña" fue un intento de normalizar a este colectivo.

Los Mandos del Ejército Popular Republicano

"Grosso Modo" el EPR nutrió sus cuadros de mando de cuatro diferentes fuentes:

Por un lado los profesionales, distinguiendo dentro de ellos los que tenían categoría de oficial el 18 de julio de los que eran suboficiales, clases o incluso tropa y que llegan a oficial durante la guerra por una serie de promociones masivas "por necesidades del servicio", por lealtad o por méritos de guerra. Aun habría que hacer otra distinción en lo referente a este tipo de oficiales y es la de en función del tipo de situación administrativa que poseían al iniciarse la guerra, es decir los que estaban en activo y los que estaban retirados (extraordinarios u ordinarios), reserva, separados, licenciados, etc. que reingresan a lo largo de la guerra, bien directamente en los escalafones si tenían la edad reglamentaria, o "por la duración de la campaña" si la superaban.

La segunda forma fueron los egresados de las Escuelas Populares de Guerra que constituían los oficiales "en Campaña", que formaron escala aparte.

La tercera fuente, fue la de Complemento, o la de aquellos que habían recibido preparación de oficial o suboficial durante su servicio militar. Generalmente se movilizaron con sus quintas y tuvieron la posibilidad de pasar a la escala activa si así lo solicitaban.

La cuarta fue, está claro, la escala de milicias y es la que más problemas da para todo aquel que esté interesado en el tema.

Las cuatro escalas (así como colectivos menores como los "Oficiales Provisionales", que también los hubo con ese nombre en el EPR, Asimilados, etc.) se rigieron administrativamente por conceptos burocráticos nada distintos de los de sus oponentes o de los existentes en tiempos de paz (yendo incluso, directamente en contra de lo promulgado por Azaña en sus tan famosas, como desconocidas leyes).

Al principio se admitió a todos los mandos de milicias sin hacer muchas preguntas, pero una vez puesta en marcha la maquinaria burocrática del EPR, se procedió a la "normalización" de los mandos provenientes de esa escala mediante la publicación en los diferentes Diarios Oficiales de los empleos obtenidos, con expresión clara de la escala a la que quedaban adscritos y cómo no, la antigüedad que disfrutaban en el empleo adquirido, ya que todo giraba sobre el concepto de cómo quedaría el escalafón tras la guerra y para ello era imprescindible aplicar, esa máxima burocrática de que "aquello que no está publicado (en DDOO) no existe".

La realidad de la guerra hizo que muchos mandos de milicias fueran nombrados por denominación directa bien por méritos militares o políticos, bien por corrimientos de escalas, pero si no tenían la sanción oficial de su publicación, pues "no existían" como tales, de ahí que, por mucha gorra de plato, barras de teniente, pistola al cinto y mando en sección y si se me apura, hasta asistente que tuviera el interesado, el sueldo que cobraba y el empleo efectivo que ostentaba en el escalafón era el de sargento. Dentro de los matices, resaltar uno que me parece importante, como es el que es necesario diferenciar entre empleo alcanzado y mando ejercido, porque eso puede ser causa de equívoco. Un sargento podía mandar una sección, unidad mandada por un teniente en los reglamentos, si la citada unidad no tenía oficial, cosa que era de lo más frecuente como, por ejemplo, señala Perea en su libro cuando resalta el déficit de oficiales que tenía el Ejército del Este y la negativa de la Subsecretaría del Ejército a que realizara nombramientos sin su aprobación. Es evidente que no por eso las unidades del Ejército citado estuvieron sin mandos, pero está claro que tuvieron que ser promovidos de forma accidental.

En el otro bando, el tema se zanjó de una manera mucho más efectiva y sensata. Como no se tenía intención de llenar el escalafón con ascensos generalizados, lo que se hizo fue regular la habilitación a mando superior que no era más que conferir al habilitado las características y prerrogativas del mando concedido sin que para ello tuviera que ascender. Así, los escalafones no se tocaban, el coste era mucho menor (porque los habilitados seguían cobrando el sueldo y los emolumentos de su empleo efectivo, si acaso con mejoras) y se tenía a un mando motivado y que además se lo tenía que trabajar si no quería perder la habilitación. Se les reconocía por llevar las divisas de su empleo efectivo de forma reglamentaria y las de su habilitación en una "galleta" en el pecho.

Empleo y mando no coincidentes

Sargentos que ejercen de tenientes o tenientes que ejercen de capitanes era y es corriente en todos los ejércitos porque es axiomático que la cadena de mando no se puede romper jamás, esto implica que en todo momento siempre hay alguien que está facultado para asumir el mando incluso en igualdad de empleo (esa es una de las causas de la importancia del escalafonamiento) y nadie lo discute, es lo normal en caso de permisos, cursos, heridas, arrestos o cualquier otra causa en la que el superior falta de su puesto (aunque sea en el mismo día).

Los mandos interinos recibían el título de “accidental”, lo correcto sería decir teniente “jefe accidental” de tal compañía o sargento “jefe accidental” de tal sección, pero en la práctica se usaba la sinécdoque de sustituir la función por el empleo y así se decía el “capitán de la compañía” cuando era un teniente el que ejercía el cargo o el “teniente de la sección”, cuando era un sargento, etc.

El otro caso es aquel en que la situación de interinidad se prolongaba porque la plaza estaba vacante y no se cubría. El mando inferior, por regla general, con el tiempo, acababa siendo ascendido o si por el motivo que fuera, no reunía condiciones para el ascenso pero interesaba que siguiera ejerciendo, se le confirmaba el mando “en plaza de superior categoría”.

Todo esto, en teoría, porque en la práctica seguro que lo que más se daba era la interinidad y punto. Cuando se podía se ascendía y si no, pues “a pringar”.

Fechas clave en las disposiciones de ascensos

La primera es la de la publicación. En la jerga administrativa, todo lo que no está publicado, no existe, así que es importante su publicación. En casi todos los preámbulos de las disposiciones figuran frases del tipo “en virtud de la Orden de fecha…”.

La segunda fecha es aquella a partir de la cual, surten efectos administrativos. Para aclarar con un ejemplo. Un ascenso se publica el 23/07/37 con antigüedad de 19/07/36, y con fecha de efectos administrativos de 01 de agosto de 1937 (o de la próxima revista de comisario). Eso quiere decir que su nómina, por ejemplo, se veráincrementada “a partir” de la fecha administrativa que se indica, no pudiendo reclamar el interesado, la diferencia de sueldo desde el 23/07/37 al 01/08/37, a lo que tendría derecho si no se hubiera especificado nada. Por el contrario, si la efectividad de la orden de ascenso o la fecha a partir de la cual surte los efectos administrativos es anterior al ascenso, el interesado podía reclamar los atrasos.

La tercera es la antigüedad. Si las anteriores fechas son más jerga administrativa que otra cosa, esta última es netamente militar, aunque en los cuerpos escalafonados civiles tienen también su importancia. La antigüedad determina la escala de mando. La cadena de mando siempre está establecida y para ello también siempre se especifica quién está por encima y quién por debajo de una manera taxativa. Vamos con otro ejemplo:

Entre dos tenientes manda más el que tiene la antigüedad 19/07/36 que el de 01/10/36. Si los dos fueran de la misma, manda más el que tiene el número más bajo del escalafón (por ejemplo el 176 sobre el 323). Todos los "empates" que se puedan dar posteriores (con sus matizaciones) están claramente definidos (las Armas combatientes prevalecen sobre los Cuerpos; la Escala Activa sobre las otras; el de más edad sobre el de menos etc.) hasta llegar al extremo de determinar que a igualdad absoluta, mandará el más caracterizado, es decir el que más “narices” ponga en el asunto, hasta ese extremo se puede llegar, pero así, siempre se sabe quién manda y se evitan disputas.

En el caso del EPR hay una disposición de 1937 que rompe un poco lo anteriormente dicho y que es consecuencia de su peculiar forma de nombrar mandos. Esta disposición indica que tiene mando superior sobre todos aquel que es nombrado para ello, independientemente que a sus órdenes haya mandos que tengan mayor empleo o más antigüedad, así había Mayores Jefes de División que mandaban a Tenientes Coroneles Jefes de Brigada sin que teóricamente hubiera problemas (otra cosa es como le sentaba al superior “inferior”). Creo que el Ejército USA tiene una disposición similar aunque sea solo a efectos tácticos, es decir, en operaciones, de este modo siempre se garantiza que el más idóneo puede ejercer el mando sin preocuparse de que alguien le cuestione.

La antigüedad tiene otra peculiaridad, quizá la que más interesaba a los militares-funcionarios y es que determina cuándo pueden ascender. En tiempos de paz, en el ejército de entonces, los ascensos eran por pura antigüedad. Para intentar dejar claro el tema, voy con otro ejemplo: En la escala de capitanes causaban baja 40 de ellos, por los motivos que fueren, pues bien, para cubrir las vacantes se promocionaban a los 40 primeros tenientes del escalafón. ¿Quiénes ocupaban estos puestos? Pues los de antigüedad más elevada y, dentro de éstos, por el orden de promoción.

El orden de promoción no es más que el orden conseguido por las calificaciones, así el nº1 es el que más alta nota consiguió y ascenderá mucho antes que el número 365 de una misma promoción que, para ascender, tiene que esperar que lo hagan todos los que están por encima de él. Este tema tiene muchos matices pero básicamente es así.

En cuanto a los números dentro de las promociones, generalmente es el número en el que aparecen publicados (no es que en la disposicioón aparezcan numerados), siendo el nº 1 el primero que aparece y así sucesivamente, aunque no siempre es así porque en los ascensos masivos de oficiales ocurridos en 1937 (DO068 y siguientes) se deja claro que el escalafonamiento se hará posteriormente, una vez que se haya comprobado que la documentación está en regla y corresponde ascender, por lo que, en estas publicaciones concretas, el orden es alfabético, por unidades o mixto.

Fechas de antigüedad a tener en cuenta

19/07/36 Antigüedad dada a todas aquellas clases, suboficiales, oficiales y jefes, en activo, retirados o de cualquier otra situación que ascendieron de manera masiva por “lealtad”.

01/09/36 Es la misma que la anterior pero limitada a los miembros de la escala de complemento y de reserva que pidieron ser integrados en la escala activa del Ejército.

01/10/36 La antigüedad dada a los “indiferentes” según la calificación del GIC. Teóricamente, los clasificados así, solo recibían un ascenso.

Esto quiere decir que en el escalafón figuraría primero un oficial por lealtad.

Posteriormente hubo ascensos masivos bien por la desaparición del empleo de brigada y de alférez, que pasan a teniente, bien por “necesidades del servicio”.

Proceso ascensos-destinos

En los profesionales el circuito está claro, se le asciende y al poco (unos días, una o dos semanas, generalmente no más de un mes) se le da destino o se le confirma en el que tiene. El motivo es que el ascenso, generalmente, les deja sin destino ya que si es relativamente frecuente que un inferior pueda mandar una unidad superior (interinamente o de manera oficial) es axiomático que nadie de empleo superior mande una unidad cuyo "mando natural" sea uno de empleo inferior, así un mayor no mandará una compañía ni un capitán una sección, etc.

¿Y los de milicias? Por de pronto no son realmente ascensos sino confirmaciones de sus empleos a "en Campaña"...

Terminología: ¿Comandante o Mayor?

La llegada de Largo Caballero al Gobierno supuso el fin de la "era miliciana" y el comienzo del Ejército Popular de la República. Dentro de las múltiples medidas dirigidas a la transformación de las fuerzas defensoras de la República en un auténtico Ejército, se reorganizó todo el sistema de mandos, y así, en el DO 042 de 1937 de 18 de febrero de 1937, se publica un decreto de fecha 16 de este mes, en el cual se detalla en su artículo tercero que "Las categorías en el Ejército serán, en lo sucesivo, las siguientes: Jefes: Coronel, Teniente Coronel y Mayor", siendo éste el "nacimiento" oficial de esa denominación. Como ves, sencillamente fue un cambio semántico, una variación de terminología que no conllevó en la práctica; no hubo cambio de funciones, sueldo, ni divisas de empleo.No deberían haber sido así, porque el decreto deja clara la nueva denominación, pero la costumbre y ¿Por qué no? cierta intención de marcar diferencias, hizo que el uso de la vieja denominación se mantuviese incluso en documentos oficiales (sobre todo por parte de los profesionales).

En cuanto al motivo, la verdad es que no hay una opinión única. El hecho cierto es que el término"Mayor"era utilizado en el Ejército para denominar al comandante de la Plana Mayor regimental ,que se dedicaba a llevar la Administración en las unidades de pre guerra. Alpert dice que como los batallones de Milicias tenían que tener un pagador y que esta función caía generalmente, por falta de otro más cualificado, en el comandante del Batallón (es decir, ejercía como "Mayor"), por extensión el término quedó aplicado a todos los comandantes, es una teoría, a mi juicio, un tanto forzada ya que la denominación de "Mayor" no es que fuera de las más "populares" (por su uso) dentro de la terminología militar que un miliciano o soldado corriente conociera ya que era más bien de uso administrativo, pero puede ser. Pudiera ser que el término fuese utilizado por los milicianos por asimilación de la denominación del empleo de comandante en otros Ejércitos como, por ejemplo, el soviético, pero es pura y mera especulación.